John

luther_large

En esta ocasión me gustaría recomendar una serie que, si se ha visto Sherlock -la idea original está basada en Sherlock Holmes y Columbo- y gustan las series policíacas con el toque británico de la BBC, se convierte en una muy buena opción audiovisual: ‘Luther’. Nos encontramos con la ya más que explotada figura del antihéroe vestido de ‘officer’, John Luther, una figura de la autoridad en la que predominan los valores de la honestidad, el honor, la fidelidad y la valentía -además de una gran inteligencia-, pero que también evidencia los defectos del protagonista, como la obsesión por el trabajo, la soledad por la pérdida de seres queridos y la ausencia de amistades y la inestabilidad emocional. Hablamos de un policía londinense -otro rasgo que comparte con Sherlock- consagrado con su trabajo, con reconocidos méritos y también con serias dificultades para mantenerse alejado de los problemas que harán que se tenga que ver enfrentado a la ley en múltiples ocasiones.

Idris Elba, que hace de John en la serie, es para mí un nuevo descubrimiento cinematográfico junto a Benedith Cumbertach -protagonista de la serie Sherlock-. La verdadera diferencia entre ambos es que John es un hombre que se deja llevar por su instinto y emociones, mientras que Sherlock es mucho más metódico y evita a toda costa el asomo de cualquier sentimiento. Ambos comparten la inteligencia, el instinto que utilizan para resolver los crímenes y la capacidad de leer a ‘los malos’ y pararles a tiempo. Tanto Elba como Cumbertach son unos profesionales excelentes y poseen ese toque especial que consigue que el espectador conecte con sus roles y su evolución capítulo tras capítulo.

Por otra parte, no es estrictamente género policíaco como en The Wire o The Shield, sino que lo importante es la vida del protagonista y los que le rodean. Los crímenes y sus autores son aderezos que se enlazan en la trama para darnos a cuenta gotas nuevos datos de cómo es Luther -igual que en Sherlock- y su desarrollo personal a medida que avanza la serie. Cada capítulo -o cada dos- aparece un nuevo delincuente o serial killer que John tendrá que atrapar y los medios para conseguirlo serán lo de menos. Cada antagonista de Luther desvelará nuevos tormentos y luchas internas de nuestro antihéroe.

Para ayudarle a procesar estos debates internos y no caer en la oscuridad estará Justin Ripley (Warren Brown), el sidekick de Luther, un policía cuya carrera acaba de despuntar y que no tardará en recordarle a John la necesidad de respetar ciertas normas como figura de la autoridad que es. Ripley se convertirá en la sombra de Luther y veremos como se forja una amistad fuerte e inamovible según van resolviendo casos juntos  (muy similar a lo que ocurre entre Sherlock y Watson).

Sherlock-BBC

Sherlock y Watson

Luther-4

Luther y Ripley

Además de Ripley, encontraremos personajes como el de Alice Morgan -tanto o más importante que el de Ripley-, del que no quiero desvelar nada, pero que aporta un buen ingrediente a la obra por su relación con el protagonista.

Luther

Alice Morgan

Resumiendo, Luther es una pieza audiovisual muy recomendable que hará las delicias de aquéllos que adoren el género policíaco y disfrutasen con Sherlock. Destaca un buen reparto y un atrezzo y fotografía muy cuidados -las calles de Londres se convierten prácticamente en un segundo protagonista-. También es reseñable la banda sonora con grupos como Beck, The Heavy, Massive Attack (el opening), Nina Simone, Sia o Emiliana Torrini, que aportan en algunos casos un toque de genialidad a los finales de los distintos capítulos o a momentos cruciales de la trama.

—Sonia Baratas Alves—

Anuncios