Envolver regalos

Envolver regalos 1

Sólo quedan 4 días para que vengan los Reyes, y tenéis que prepararos para ello, esto es algo muy serio. Si hay algo tan maravilloso como hacer y recibir regalos es envolverlos. Sé que muchos menospreciáis este arte, pero sólo sois unos pobres locos.

Un regalo con un gran envoltorio multiplica su valor ilusional por 3 como mínimo, y para que no la caguéis otro año más, aquí tenéis unos consejos para que todos los regalos bajo el árbol sientan envidia del vuestro:

– ¿Para quién soy? Los reyes se han preocupado en pensar un regalo ajustado a los gustos de su destinatario, así que ¿por qué un abuelo de 80 años debe recibir su regalo en papel de Mickey Mouse? El envoltorio debe ajustarse al ser regalado.

– ¿Qué soy? ¡A que no guardas igual una sopa que un secador de pelo! Pues con los regalos igual, tienes que pensar si a ese regalo le va más una caja, una bolsa, papel… El cómo forma parte del qué.

– Estilo, por favor. Una vez definidos estos dos principios básicos, es la hora de elegir papel. Como aprendimos en la lección 1, debéis evitar el papel de Winnie de Pooh de los chinos, me atrevo a decir que hasta para los regalos infantiles. Hay miles de papeles de regalo sueltos por el mundo esperando a que los améis. Mis favoritos: Nest y Primark.

– No sólo papel. Además de papel, cajas, bolsas… No debéis obviar el poder de los lazos, pompones y toda clase de decoración. Recordad que esto es un arte.

– Otra vez, ¿Para quién soy?. La etiqueta con el nombre del destinatario no es cualquier tontería. No vale con escribirlo con boli sobre el papel, NO POR FAVOR. Hay millones de etiquetas listas para imprimir en internet, además de pinzas, colgantes… ¡Todo lo que se os ocurra!

Con estas sencillas pautas espero que vuestros regalos no parezcan, un año más, obra de un niño de 5 años.

Envolver regalos 2

Anuncios