El concierto de año nuevo

Concierto de año nuevo

Aproximadamente el 70% de la población de este país sufre ahora mismo la mayor resaca del año y su único deseo es sufrir una muerte rápida. Pero hay algo que nos da un gozo en el alma, que trae arriba los corazones… el concierto de año nuevo.

La maravillosa Filarmónica de Viena empieza el día madrugando para deleitarnos con grandes éxitos. Y lo hacen por nosotros. Saben que no podríamos soportar la vida en ese momento de resaca inhumana en el que tratamos inútilmente de eliminar cualquier resto de confeti de nuestro cuerpo, a menos que fuese por el éxtasis que provocan el Danubio Azul y, sobre todo, La marcha Radetzky.

¡El primer OLE del año es para ellos y para su director!

PD: Mención especial a todos los ricos que pagan una pasta y madrugan mortalmente para ir vestidos de pitiminí al concierto, únicamente para dar palmas durante La marcha Radetzky.

Anuncios