Love actually

Love Actually

Esta, amigos, es una gran razón de peso por la que la Navidad merece la pena ser vivida y disfrutada: Love Actually.

Ni voy a destripar la película ni me voy a deshacer en elogios, sólo tenéis que verla para disfrutar de la Navidad, y nada más. Así de sencillo. Fin.

Love actually is all around.

Anuncios