Vuelven a casa por Navidad

Vuelven a casa por Navidad

En estos últimos días habréis visto en vuestros televisores el polioperado rostro de algunos famosos que sólo aparecen, y toleramos, en Navidad. Yo tengo la teoría de que el 7 de enero los congelan a todos hasta el siguiente año, por eso tienen esa cara.

Montserrat Caballé, que tanto lo ha petado este año, es una de ellas. ¿Alguien se imagina a Monserrat en agosto? Es inconcebible, ese ser está únicamente reservado para la Navidad.

Ramonchu es otro de ellos. Antes volvía para dar las campanadas, pero hace ya unos años que nos rompió el corazón al retirarse de su labor de fin de año. No obstante, no abandona la Navidad y vuelve cada año, como hizo el año pasado en Aída.

Raphael es un caso singular. A pesar de su tez tersa, no es congelado durante el año. Alguna vez se le puede ver por ahí, pero quienes no le amáis tanto como yo, sé que sólo le amáis y toleráis en Navidad.

Luego existen otros seres que, no es que estén congelados, sino que el mundo artístico ha decidido que no eran necesarios, y sólo recurren a ellos en galas con tantos artistas que alguno malo tendrán que colar para que no se dispare el presupuesto. La mayoría son extriunfitos, pero ahí están también gente como Pastora Soler.

Yo soy partidaria de las regresiones, pero sólo si son de gente de los 90’s o principios de los 00’s, que es cuando la Navidad molaba de verdad. A mí me plantas a Rosana cantando En Navidad y lo doy todo, así es…

Anuncios