Gordura de adviento

Gordura de adviento 1

Si la Navidad es la época de la gordura por excelencia, el calendario de adviento es su máxima expresión. Un dulce asignado para cada día de Navidad, ¿acaso se puede pedir algo más a la vida?. Y sabes que tus dulces van a estar ahí, que aunque hayas tenido el peor día de la Historia, tu dulce ya está en casa esperando para montar una gran fiesta en tu paladar.

A las personas que tenemos ciertos problemas mentales con la Navidad nos es grato celebrar cada día de diciembre hasta la llegada de Nochebuena con una pequeña pieza de gordura diaria. Para los niños es una gran ilusión calmar sus ansias de regalos de Papá Noel con altas cantidades de azúcar. Por muy Grinch que seáis, todos los niños hemos tenido un calendario de adviento, y la mayoría, pillines, no habéis respetado el dulce diario y habéis terminado con él en dos días. El Dios del chocolate hará justicia.

Los niños españoles de clase media hemos tenido el típico calendario de cartón con un gran Papá Noel cargado de regalos, que mamá compraba en el Contiente (sí, recordad que hace siglos los Continentes poblaban los actuales Carrefours). Un clásico. Aunque el otro día vi uno de Spiderman que me hizo replanteare cosas en la vida… Todos esperábamos desconcertados (pues el concepto de espacio-tiempo es bastante relativo a los 7 años) el día en que nuestros padres apareciesen por la puerta con nuestra caja de chocolate navideña. Durante esos 24 días el mayor sufrimiento vivido era no poder ingerir más de un bombón diario. Dulces preocupaciones infantiles…

Gordura de adviento 2

Pero, aunque nosotros éramos muy felices con nuestro trozo de cartón, la gente con más dinero y con más imaginación tienen unos calendarios brutales. Todo un derroche de imaginación al servicio del cebe lento y constante. Aquí algunos de ellos (y sé que querréis uno el año que viene):

Gordura de adviento 3

Gordura de adviento 4

Espero que el año que viene no olvidéis comprar o fabricar vuestro propio calendario de adviento, un grito de amor a la Navidad.

Anuncios