Periodismo ¿de pago?

Ernst Hemingway, icono del periodismo, al cual le hubiera sido imposible continuar escribiendo si sus libros no se hubieran vendido.

Cerró Público porque en parte muchos de sus lectores habituales no solían tener la costumbre de bajar al quiosco y comprarlo. Yo, en mi calidad de estudiante del oficio periodístico, compré algunos números —no todos, no siempre podía— y me indignó cuando las redes sociales —sobre todo Twitter— se coparon de mensajes de en pro de un periodismo independiente y de izquierdas.

Lo bueno de la muerte de Público fueron los proyectos de periodismo independiente que han nacido de aquella redacción: Líbero, Materia, eldiario.es, Mongolia, infoLibre, Alternativas Económicas y La Marea; a estos nuevos medios hay que añadirle la siempre genial JotDown Cultural Magazine. Pero, yo pregunto, ¿cuántos estudiantes de periodismo están en verdad comprometidos con su oficio?

Mi pregunta de momento no tiene respuesta, porque por motivos de mi Erasmus no he tenido contacto con estudiantes de periodismo durante todo el año, pero continúa siendo una vergüenza y una falta de ética periodística el que no se quiera participar con estos proyectos nuevos. Se puede defender desde nuestros blogs y cuentas de Twitter la importancia del periodismo libre, podemos mesarnos los cabellos y gritar cada vez que un medio tradicional anuncia un nuevo ERE (yo viví el ERE de El Mundo), pero si no colaboramos directamente con los medios, evidentemente caerán.

Y es que es una insensatez no colaborar con estos medios —o con cualquier otro—, porque es tirar piedras contra nuestro propio tejado. En mi caso, yo no colaboro con todos los medios antes citados, continúo siendo estudiante y mis medios son limitados, pero como mi periódico de cabecera es eldiario.es, me suscribí; como me gusta reírme bastante compro Mongolia siempre que puedo —vale, sólo tengo en mi poder los números de noviembre, enero y junio— y como aspiro a trabajar dentro del área de periodismo económico, consideré que Alternativas Económicas es un muy buen medio especializado.

No sé si he dado argumentos suficientes como para convencer a alguien de que compre periódicos, se suscriba a algún medio o que de vez en cuando compre un periódico. Yo ruego que haya un poco de conciencia, porque claro está, el ver que alguien lee tú periódico es uno de los mejores pagos que un periodista puede tener, pero claro, eso no trae el pan todos los días a casa.

—Víctor Manuel Rodríguez-Izquierdo Cantarero—

Anuncios