Nuestra escritora favorita

i've seen

El otro día me pasaron un link que me volvió loco. Mantendré el anonimato de aquella persona que me hizo llegar a este extraño lugar, pues no necesita que le miren mal por la calle.

Así que este es uno de estos post que son vagos (por cortos), pero que tiene su intención. Os voy a mostrar un mundo maravilloso, cosas que vuestros ojos no creerían, naves arder más allá de Orion. Pero, para que la experiencia sea placentera, tenéis que terminar de descubrirlo por vosotros mismos. Yo puedo abrir la puerta, pero vosotros tendréis que andar el camino.

Os voy a dar varias pequeñas cápsulas que os harán ver la grandeza de la que estamos hablando, pero sólo por vosotros mismos podéis realmente descubrir y maravillaros con este descubrimiento. Abrid vuestra mente, pues os hará libre.

Descubrid el mundo de Escritora Gaviota (http://www.escritoragaviota.com/index.htm), a continuación os hago una pequeña recopilación de ciertas cosas que podréis descubrir.

1. Descripciones de su persona maravillosas como: Escritora Magdalena de la Fuente Gaviota Dulcinea del Toboso. “Vendo mi alma por un beso..Compro paz para el Mundo… Amo a un Religioso Gay..

2. Grandes recomendaciones que la gente ha hecho (supuestamente) a favor de ella: acaba de presentarse a un concurso de PLANETA de ESPAÑA CON SU VOLUMINOSO LIBRO DE GAYS DE 917 PÁGINAS -YO LO HE LEIDO CON UN EMPRESARIO EL LIBRO ES FABULOSO SE GANA EL PREMIO PLANETA TIENES QUE ENTREVISTARLA Y QUE TE LLEVARÁ EL LIBRO PARA QUE TÚ LO SABOREES

Ojo al “yo lo he leído con un empresario”.

3. El hecho de saber de que está mujer se presentó a las elecciones de Perú en 2011, pero por algún extraño motivo no la votaron (por no hablar inglés no era):

4. Ser una cantante de éxito con su puntito cantautor de denuncia social:

5. Artista. Usa el método de la escritura automática. Pero, el arte rebosa sus venas haciendo que salgan versos tan bonitos como: “Metes en tu cama hombre, mujer, perro, gatos, loro, peces, tortuga, ratones, viejos, burro….”

El comienzo del camino de un mundo más allá del que nunca hubieseis podido imaginar.

— Arturo M. Antolín —

Anuncios