Robar es epatar

¡Ya es jueves! Alguno estará deseando llegar tarde a casa de sus colegas, ponerse como una cuba e ir al local de moda (?) a las tres de la mañana a meter fichotes a todo lo que lleve falda hasta que asome el sol (o un poco antes, si el acercamiento sensual resulta acertado) pero también estoy convencido de que hay quien prefiere hacer algo ¡diferente! ¡Atrevido! ¡Arriesgado!

O a lo mejor sois más de peli y manta.

Mi planazo para este fin de semana es el que sigue:

Recoger la letra de un grupo olvidado o desconocido (a poder ser de heavy metal, de la nueva ola de metal británico, de power metal o de hard rock, algo así) y recitarla en un bar de poetas canallas (sombrero, gafas de sol, cigarro traído barato por un colega de Canarias) como si fuese una composición propia.

¿Pa qué? Bueno, si tenéis algún tipo de complejo jodido y no podéis hacer las cosas por hacerlas, por reíros, porque sí, porque os salga del aparato reproductor que toque, podéis hacer un Milá y justificarlo bajo el pretexto del estudio sociológico. Si sois más de periodismo de investigación (en este caso, digo yo, musical), podéis relacionarlo con un trabajo sobre cómo ciertas corrientes culturales quedan sepultadas bajo el implacable peso de los medios de comunicación de masas en la época del internet y de su reproductibilidad técnica, poética, sinfónica y sinestésica. O no, porque no todo necesita de una pátina de intelectualidad, queridos amigos.

Total, que yo recitaría esta:

Ella – Ñu

Ella solo te entendió y eso en ti es algo nuevo
Es más fiel que cualquier razón inspirada en tus sueños

Ella es el refugio de tu soledad, no te pide nada más
Hace de su cuerpo tu posesión, no te exige tu amor

Solo bebe de tu boca ,está a tu lado y es tu sombra
Solo ríe cuando ríes tú, solo llora cuando mientes tú

Ella solo calma tu sed dentro de ti.

Si yo la veo pregunta por ti, dice a tus amigos que eres el mejor
Desde la puerta la ves sonreír, ella te guarda de cualquier traición

Muy, muy cerca oyes su corazón, late con tu ritmo tú eres su canción
Solo ríe cuando ríes tú, solo llora cuando mientes tú

Ella solo calma tu sed dentro de ti
Dulce melodía dentro de ti

Ñu es una banda de abuelos y gente de mala vida que empezó su andadura allá por los setenta, así que el riesgo de que te pillen con las manos en la letra de otro es mínimo. Si queremos estar seguros de que no nos va a descubrir el pastel algún buen hombre de mediana edad que se siente en un taburete, envuelto en el humo de su pipa, escondido en el rincón más oscuro de la sala, presto para saltar a la segunda estrofa, podemos traducir la letra de algún tema en inglés. Recomiendo encarecidamente al Bromista Enmascarado que traduzca Lady in Black de Uriah Heep, que es muy poética y goes like this:

Me preguntó el nombre de mi enemigo y contesté que la necesidad
de luchar y matar a los hermanos, sin pensar en el amor o en Dios,
que algunos hombres tienen.

Le supliqué caballos para pisotear a mis enemigos.
Así de entusiasta era mi pasión por devorar este desperdicio de vida.

Más o menos, que yo soy de traducciones libres. Y es que también está bien que aportéis vuestro toque a las composiciones ajenas, ¿no? ¡A los romanos les fue tremendamente bien!

También podéis quedaros en casa y acostaros pronto. Vosotros sabréis.

—Víctor Martín-Pozuelo Fernández-Calvillo—

Anuncios