Francisco Primero y Mohammed Después

Juan Pablo II ya estaba aquí cuando llegamos, así que todo parecía normal. Luego, vino Benedicto XVI, que se hizo un hueco en nuestros corazones a base de parecerse a gente chunga de una saga de películas space opera. Cuando ya parecía que cogía confianza (one of us! one of us!), dimite y toca repetir la parafernalia del cónclave, pero sin sentir que estamos viviendo el momento histórico que ocurrió con Karol.

Lo mejor de Francisco I hasta la fecha es que me voy a tomar esta noche una Franziskaner a su salud (aunque no sea franciscano pero oye, que se hubiese puesto Jesús I, no te digo).

Interludio musical

Y digo yo que, ya puestos, podía haberse llamado Víctor, ¿no? Mi primer tocayo-Papa, Víctor I, era africano, que eso siempre está bien. Víctor IV, por su parte, fue un antipapa, que suena de la hostia (consagrada) pero tampoco es que tirase rayos de fuegote por los ojos.

La Wikipedia no dice (o he pasado olímpicamente de buscar) si los nombres de los antipapas cuentan en el cómputo de Qué Número Te Toca Ahora pero oye, imagínate un Víctor V. Es estéticamente interesante, tiene rima y, ojo, yo soy el quinto Víctor de mi familia (no nos gusta pensar, mi hijo será Víctor VI). Además, lo habría tenido todo para ser un crack de tuiter. ¿Quién habría sido el primero en tuitear “Víctor V de Vendetta”? Yo no, eso seguro, que siempre voy a pie cambiado.

No, nadie habría soportado esas bromas. Me pregunto quién soportó las de Paco I y prefiero no pensar en lo que nos queda por delante. Tampoco quiero pensar en que nos va a tocar vivir lo del cónclave otra vez en menos de 10 años. Espero que para el próximo hayamos hecho caso y los pueblos del mundo nos hayamos extinguido. Eso podría pasar, ¿no? Después del Papa viajero, el Papa breve y, luego, el Papa negro y luego, el fin del mundo, ¿no? Jesuita = Papa negro.

Joder.

Ostras.

Y espera, que fue elegido el 13 del 3 del 2013. 13 + 13 = 26. 3+2= 5. 26+5 = 31. 3+1 = 4. Cuatro jinetes del apocalipJODER!!!!!!! AHÍ LO TENÉIS!!!! VAMOS A MORIR.

VAMOS A MORIR.

Tampoco es un drama, ojo. Pa cuatro monos que somos. Que corra la Franziskaner, mientras tanto.

Coda

Anuncios