Un barbudo y lacaniano amigo

zizek-head

Creo que, sin duda alguna, el mayor descubrimiento que he tenido en este año es haber conocido la existencia de Slavoj Žižek. Le descubrí gracias al documental de Sophie Finnes (hermana de Ralph FinnesThe Pervert’s Guide to cinematographer (Sophie Fiennes, 2006) en la que Žižek expone mediante la palabra y una interesante puesta en escena, muchos de los planteamientos que ya había expuesto en su libro ‘Lacrimae Rerum. Ensayos sobre cine moderno y ciberespacio’ de ese mismo año.

En esta película, entre otras cosas, da el que posiblemente es el mejor ejemplo de la teoría de los yo de Freud. Por lo menos el que me ha hecho comprenderla de mejor manera y el ejemplo que mejor recordare siempre al respecto: la casa de Psycho (Alfred Hitchcock, 1960) como representación de los tres yos del individuo. Según dice Žižek, cada piso de la casa es una representación de cada capa, de cada nivel, del individuo. La planta baja es el ego, Norman representa el hijo normal en esa planta. La planta superior es el superego, el superyo materno, pues es la madre la representación de este nivel del individuo. Y el sótano es el id, el ello. El lugar donde están los instintos y deseos ilícitos.  En el momento en el que Norman baja el esqueleto de su madre al sótano, es una representación de la teoría de Freud que habla de cómo ambos, superego id, están profundamente conectados. La madre funciona como figura de autoridad para pasar a convertirse en la obscenidad.

Para mi, parte de la grandeza que tiene Žižek como filósofo, no está en su teoría y análisis Lacaniano, pues dicho sea cierto, sus libros me resultan bastante difíciles de comprender. Sin embargo, cuando ves videos suyos en youtube la cosa cambia. Žižek demuestra que la filosofía no es una disciplina que existe como teoría pura, sin forma, sentido ni utilidad. Sino que en realidad la filosofía y el estudio de la realidad tiene implicación y puede funcionar con cualquier elemento. Se puede hablar con ella de qué nos hace hombres, de qué nos forma como personas. Pero, también puede ser utilizada como explicación para comprender las diferencias que existen en la forma de los retretes dependiendo del país en el que te encuentres.

Žižek representa, sin duda alguna, la figura de filósofo moderno. Una figura perdida desde hace años. Al fin y al cabo, cada filósofo siempre ha estudiado la filosofía en su tiempo y ha tratado de hacerla ver a sus compañeros de sociedad, a sus contemporáneos, mediante ejemplos de su día a día. Pero, ¿por qué se perdió esta costumbre si es la forma de representar los pensamientos humanos de mejor forma? Žižek es este filósofo. Aunque nos resulte extraño, Žižek utiliza en sus estudios ejemplos extraídos de la cultura popular, desde la obra de Alfred Hitchcock y David Lynch, hasta la literatura de Kafka o Shakespeare. Žižek es al siglo XXI lo que Sócrates fue al siglo IV antes de cristo. Es el teórico capaz de demostrar sus teorías en las cosas más día a día de la vida. Esta cualidad permite que, aunque a veces se le vea como un bufón (posición que él mismo adopta sin problema, pues sabe que no lo es), sea capaz de hablar con una facilidad pasmante de planteamientos tan complicados como la religión, la tolerancia, lo políticamente correcto. Estudia tu tiempo, pues es el que verdaderamente te pertenece.

La filosofía tiene para Žižek un papel desestabilizador. Mediante ella se cuestionan las ideología y creencias establecidas  como supuestos saberes. Siguiendo un poco la propia teoría Lacaniana (de la que él se ha hecho un gran entendido pues es la base de su teoría filosófica) no hay que convertirse en “el Otro” (aquel poseedor de la verdad), sino que lo que ha de hacer es enfrentarse a él. Lacan decía que el ‘Gran Otro’ (sea la Razón, la Historia, Dios o el Partido) no existe. El Otro está cerrado, dividido, tiene una carencia. La ideología es la gran fantasía social que nos lleva a creer en la existencia de éste Gran Otro desde el cual fundamentamos las cosas y todo adquiere un sentido.

Žižek opina, en contra de Descartes, que la locura es un producto de la propia razón, no su antagónico.

Así, la filosofía puede: o sostener la locura de vivir sin garantías y sostenerse uno mismo; o buscar querer convertirse en el Gran Otro, como si fuera el metalenguaje justificador del discurso del conocimiento y de la moral.

zizek
Žižek es lacaniano y marxista. Tiene un discurso muy anticapitalista. Lo cuál, por supuesto, implica que tenga debates muy interesantes. Por cierto, como se puede ver en cualquier video de él. La seriedad no es su fuerte, lo cuál transmite mucho mejor el mensaje que se trata de dar.

Lo curioso es que su mensaje anticapitalista, antisocial, anárquico, ecologista en alguna ocasión; a la vez, rompe con el típico mensaje de estas características, pues dice de él que tiene el mismo poco fundamento que el que tratan de contrariar. Entrevista de E3 donde habla un poco en este sentido.

Siempre ha sido muy importante la teoría política contra la izquierda actual que ha tenido. Durante muchos años escandalizó a la izquierda académica con ideas (de gran influencia estalinistas) para crear una izquierda alternativa. Se muestra en contra del posmodernismo (con el que habitualmente se lo identifica) y ha defendido que la verdad política no es relativa, ya que hay una verdad, que es la de la víctima. Son las víctimas quienes introducen la universalidad (los ciudadanos pobres de Atenas, de Francia, de Rusia…). Ésta es la política de la verdad. En contra de los posibilismos estrechos de la izquierda liberal, hay que recuperar el gesto de Lenin, que consiste en defender que la alternativa de la izquierda pasa por plantear lo imposible según los parámetros establecidos por la ideología dominante. Hay que arriesgarse si queremos salir del marco de lo establecido. En contra del moralismo renaciente, hay que recuperar la vieja concepción marxista de que la ética ha de desembocar en la política.

En contra de los planteamientos de un Reich, el capitalismo no se basa en la represión ni en la familia, ya que puede manifestarse bajo el imperativo del placer y del individualismo más radical. En contra de los nacionalismos, hay que recuperar lo universal (lo que nos une) y lo singular (lo propio de cada uno) cómo la mejor herencia de la ilustración radical. La denuncia de lo privado que plantea Kant frente a lo público pasa por considerar como lo privado este narcisismo de las pequeñas diferencias del que se nutre el nacionalismo. (fuente)

Comprendemos por qué no es el tipo más popular del mundo, ¿no?

¿Qué coño pinta Lady Gaga aquí?

¿Qué coño pinta Lady Gaga aquí?

Tras el divorcio de Žižek con su ¡cuarta esposa! Comenzó a haber un rumor en Internet. Era ese tipo de rumores nunca fundamentados, pero que molan tanto que ¡cómo no vas a darle vueltas! Lady Gaga y Žižek en una relación. Eso es lo que querían interpretar aquellos que escribieron el artículo. No había nada que lo demostrase. Los dos son muy buenos amigos, pero no había prueba ni fuente que confirmase otra cosa. Sin embargo, ¡anda que no molaría! A todos nos encantaba la idea. Incluso en Los Angeles Times hizo un artículo al respecto donde imaginaba una magnífica escena entre los dos enamorados:

Lady Gaga y Žižek están viendo un atardecer juntos cuando Gaga dice, “¿Sabes que pienso acerca del cine?” “¿Que es el ultimo arte perverso?” responde Žižek. Ella afirma con la cabeza. “Siempre sabes justamente lo que estoy pensando”.

Anda que no molaría esta escena.

Žižek es un personaje fascinante del que nunca puedes aburrir de saber al respecto. En el siguiente documental se puede ver no sólo su pensamiento sino su extraña personalidad. Tics, barba descuidada, aire de no saber por donde anda. Análisis de el fortin de muñecos que acaba de hacer su hijo y cómo representa aspectos de la vida moderna. Filósofo puro con gran influencia de la cultura pop. Quién lo diría.

Por cierto, un detalle de interés para acabar. En el año 1990 Žižek se presentó para la presidencia de Eslovenia. Lógicamente, no gano, aunque no estuvo muy alejado.

Mi planeamiento final es, ¿no molaría un mundo en el que este hombre fuese Presidente del Gobierno de un país?

A mi sí

— Arturo M. Antolín —
Anuncios